Miramos hacia dentro y nos rodeamos de piezas que nos permiten sumarnos a la tendencia del ‘cocooning’. Porque, ¿dónde mejor que en casa para encontrar el relax necesario?

POR JESÚS CANO