Fue rescatada del ostracismo hace unas temporadas y no tiene intención de marcharse. Y, si bien es cierto que su momento álgido ya pasó, no podemos negar que la pajarita ha vuelto para quedarse. Pero, ¿es posible llevarla tan bien como James Bond?

POR DUARTE NAVARRO

1. En negro y blanco

La primera lección que debemos conocer es la diferencia de protocolo para llevar un color u otro: la pajarita negra se luce con esmoquin (black tie) y la blanca, con frac (white tie).

2. ¿Cuantos tipos hay?

Dos son los principales tipos que nos vamos a encontrar. Por una parte está la de mariposa, con la forma del lazo en la propia tela, y, por otra, la de murciélago, con los extremos rectos.

3. ¿Cuándo llevarla?

El regreso de la pajarita vino acompañado también de un toque más sport para esta prenda (era eso o desaparecer). Podemos lucirla tanto con traje como con un look más deportivo. Lo bueno es que ahora se acepta llevarla con jersey o cárdigan, así que tanto en los look formales como informales puedes lucir esta prenda.

4. Olvida las ya hechas y anúdatela

Muchos hombres sienten pavor al anudarse la pajarita, pero si consultas algún tutorial en Internet o pides consejo a algún experto comprobarás que es mucho más sencillo de lo que parece. Si te la anudas tú mismo, aparte de la propia satisfacción, tendrá un aspecto más natural, con un volumen mucho más bonito que el de una ya hecha.

5. Y con los estampados, ¿qué?

La locura de las pajaritas ha llevado pareja la aparición de un sinfín de marcas con infinitas propuestas, algunas de ellas excesivamente creativas. Nuestro consejo es que apuestes por un toque ciertamente clásico, ya que esta prenda ya tiene presencia por sí misma.