Este año, por primera vez, Ramón Bilbao se estrena como Patrocinador del Festival de Cine de San Sebastián, demostrando una vez su espíritu inquieto y aventurero.

Las bodegas demuestran una vez más su espíritu aventurero e inquieto, que invita a descubrir a través de sus vinos el mundo con otros ojos, iniciando un viaje en el que lo importante es disfrutar del camino y de sus historias.

Un vino de cineMás allá de su inimitable belleza de la bahía de La Concha, que encandiló a la realeza a comienzos del siglo pasado, San Sebastián sigue cautivando por ser una ciudad gastronómicamente innovadora que le ha dado fama en todo el mundo y también por sus festivales, un auténtico fenómeno cultural. El más importante de todos ellos es el de cine, sólo comparable con los de Cannes, Berlín, Venecia y Toronto.

Igual que los grandes actores y cineastas, que a través de sus dotes interpretativas y de dirección nos hacen vivir casi en primera persona guiones de ficción o hechos reales de una manera idílica y onírica, Ramón Bilbao propone vivir las cosas como nunca antes se habían vivido, a través de una copa de vino, disfrutando del camino y de las historias que descubrimos.

Copa de bienvenida

Un vino de cine 2Algunos de sus mejores vinos serán degustados en la gran fiesta de inauguración prevista para la noche del 16 de septiembre en uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, como es el Museo de San Telmo, un edificio rehabilitado sobre un convento Dominico del s. XVI.

Vanguardia y pasado se vuelven a dar la mano ante más de 1.000 personas, entre las que se encontrarán realizadores, actores, profesionales de la industria cinematográfica y personalidades de la cultura y la política de la ciudad vasca, dando el pistoletazo de salida a uno de los eventos culturales más importantes de España.