Issur Danielovitch Demsky. Con ese nombre poco puedes hacer en el mundo en el cine.

Y si tus padres son un trapero ruso y una campesina ucraniana, inmigrantes, analfabetos y pobres de solemnidad, la cosa se complica más. Pero las adversidades curten y, simultaneando estudios y trabajo y haciendo gala de una férrea voluntad, Issur logró graduarse primero e ir a la Universidad después gracias a su talento para la lucha libre. Pero ser actor, su sueño, pasaba por elegir una nueva identidad. Se llamaría Kirk Douglas.

Y ahí nació el mito, un actor desmesurado e implicado emocionalmente con cualquier papel. Fue Espartaco, Ulises, Van Gogh, el Doc Holiday de Duelo de titanes, el Peg de Pata de palo… y así hasta 91 soberbios personajes que apenas le reportaron tres nominaciones al Óscar. Escaso bagaje para el hombre del hoyelo en la barbilla que este 9 de diciembre cumple un siglo