¿Qué tiene de especial el vino más caro del mundo para alcanzar los 17.000 euros la botella? Según su productor, los viñedos, las tierras y el agua de riego. Y algún secreto más, que te desvelamos en Código Único.

Por AINHOA PASTOR

El vino más caro del mundo, en lo que a precio por botella se refiere, se elabora en Cuenca. Concretamente, en la localidad de Las Pedroñeras, donde Hilario García heredó unos viñedos de sus abuelos con cepas centenarias de variedad tempranillo que hoy producen el AurumRed Gold, una edición limitada a 300 botellas al año que se venden por el ‘módico’ precio de 17.000 euros cada una. Una cantidad que incluso sorprendió al propio García cuando se alcanzó. “Las botellas del AurumRed Gold 2009 las saqué a la venta a 4.000 euros y me llevé la sorpresa de que su precio se descontroló, particularmente en China donde llegaron a pagar hasta 17.000 euros”, confesó en su día.

Visto el éxito del negocio, se mantuvo el precio y, “previo pago de su importe”, actualmente se entregan “en mano a cada cliente en cualquier parte del mundo”, según el artífice del vino más caro del mundo. Con cada una, además, se da un ‘detalle’: una medalla de carpines de oro de 18 quilates. Qué menos.

Los secretos del vino más caro del mundo

Tener unos viñedos centenarios y una tierra fértil sin duda ayudan a tener un vino de alta calidad. Pero el estatus de vino más caro del mundo no lo da solo la naturaleza. El AurumRed Gold se elabora sin pesticidas o cualquier otro tipo de producto químico, pasa 24 meses en barrica de roble y está sujeto a un riguroso control de la entrada de contaminantes en bodega, cuyo acceso está limitado a una sola persona a la zona de envejecimiento.

El vino más caro del mundo es de Cuenca 1

Junto con todo esto, las vides son regadas con agua con ozono, método resultante de una investigación llevada a cabo por el propio García. ¿Por qué? El agua ozonizada impide el nacimiento de hongos en la raíz de la planta y, por tanto, se puede prescindir más fácilmente de productos artificiales. El resultado es un vino 100% natural, que regala no pocas sorpresas al paladar y al olfato.

Pero, ¿de dónde su precio? De la ley de la oferta y la demanda. Hay poca de la primera, ya que la cantidad de uvas es la que es y no da para más de 300 botellas al año (que, por cierto, suelen estar vendidas antes de embotellarse), y hay mucha demanda. Y mientras esta última siga creciendo, el precio de la botella AurumRed Gold podría aumentar más.

Además de la serie Gold, AurumRed posee una Serie Plata, caldo del que se producen 6.000 botellas al año y se venden por más de 400 euros cada una; y un vino blanco de Sauvignon Blanc, con una producción de 3.000 botellas que se vende a 15 euros.