Si llevas dentro un Robinson Crusoe y no te llena -valga la redundancia- las playas atestadas de turistas, aquí ofrecemos una lista de algunas orillas más inéditas del planeta.