¿Es posible volar a bordo de un A340 privado? ¿Y vivir la experiencia de la gravedad cero?

Ahora sí lo es y está al alcance de una mayoría gracias al programa suizo aeroespacial S3, que ha elegido a TAG Heuer para emprender esta extraordinaria aventura. El lema es «En la vanguardia desde 1860».

El Airbus A340-300 del programa S3, filial de la empresa aeroespacial Swiss Space Systems, lucirá los colores de TAG Heuer en su programa de comercialización de los vuelos S3 ZeroG en todo el mundo. La firma fue el primer reloj suizo en viajar al espacio. Fue en 1962, el astronauta John Glenn llevó un Heuer en la muñeca a bordo de la nave FriendShip 7.

El astronauta John Glenn llevó un Heuer en la muñeca a bordo de la nave FriendShip 7 en 1962

En la actualidad, se trata de una nueva experiencia única que estará al alcance de todos: el programa S3 pone la experiencia de la gravedad cero al alcance de una mayoría a un precio asequible desde más de quince destinos en todo el mundo. Los primeros vuelos despegarán desde Suiza después del verano y luego lo harán desde los Emiratos Árabes Unidos. Los siguientes serán, siempre en primicia mundial, los aeropuertos de Asia y de América del Norte.

Un reloj de altura

Un club muy selecto: el de los A340 privados y acondicionados en configuración original. ¡Y sus planes de vuelo son tan flexibles como los de un jet privado! Por ejemplo, se puede volar a 300 m de altitud y hacer un recorrido por el Monte Cervino o por el Mont Blanc a baja altura.

Una colaboración singular

TAG Heuer no se limitará a la presencia en los soportes publicitarios del programa. La marca relojera se implicará plenamente con el equipo S3 para establecer una colaboración a otro nivel. La primera etapa será el diseño y la fabricación de relojes exclusivos TAG Heuer S3 que se utilizarán como tarjeta de embarque para acceder al avión. Al subir a bordo, los pasajeros deberán vestir de un modo especial y dejar sus objetos de valor, reloj y joyas, en tierra.